“El mayor error que puede cometer un líder es quedarse sentado esperando el cambio” - Estrategas  
ESTRATEGAS        
 
ENTREVISTA A PAUL ROEHRIG, EXPERTO MUNDIAL EN INTELIGENCIA ARTIFICIAL
“El mayor error que puede cometer un líder es quedarse sentado esperando el cambio”
El co autor del libro ¿Qué haremos cuando las máquinas lo hagan todo? y director de Cognizant, una de las mayores consultoras tecnológicas del mundo, dialoga con Estrategas sobre la transformación digital de los negocios y su revolución en el mundo asegurador y financiero.
La tecnología aplicada a la vida cotidiana se mete en nuestras conversaciones, en nuestros trabajos, convivimos con ella. También nos invita a la reflexión: si en diez años cambió tanto la vida gracias a la incorporación de la tecnología, ¿qué va a pasar en el futuro cercano? Los argumentos se dividen entre aquellos que pregonan un futuro distópico, y quienes son tecnológicamente optimistas. Paul Roehrig pertenece al segundo grupo, con conocimiento de causa. Es director global de Estrategia de Negocios Digitales de Cognizant Technology Solutions, con sede en Washington DC., que ofrece servicios de consultoría para empresas que quieran incorporar tecnologías de la información y externalizar procesos de negocios. Además, es autor de varios libros acerca del impacto de la tecnología en las empresas y las relaciones laborales. Su último texto (escrito junto a Malcolm Frank y Ben Pring) lleva este sugerente título: ¿Qué haremos cuando las máquinas lo hagan todo? Este es su diálogo con Estrategas.

 

¿Cómo va a impactar el avance de la tecnología en el empleo? ¿Vamos hacia una sociedad con millones desempleados?

Existen muchas discusiones con opiniones diversas sobre este tema. Para mí, resulta demasiado simplista indicar que la tecnología aparecerá para remover trabajo humano. El avance tecnológico va a impactar en el trabajo, es un hecho que está sucediendo en este momento, pero como una herramienta para propiciar aumentos en la productividad. Es decir, se inventarán cada vez más máquinas que ayudarán a hacer las mismas tareas en menor tiempo. No sólo eso, sino que también ayudarán a la creación de nuevos trabajos que hoy no conocemos. Por eso, la proyección es que las tasas de empleo se mantendrán estables en el largo plazo, porque la aparición de nuevos trabajos va a ser compensada con aquellos que pueden llegar a desaparecer. Lo más importante es hacer foco en cómo está siendo utilizada la tecnología hoy: para aumentar la productividad de las empresas. Teniendo en cuenta esta variable, las predicciones distópicas no suenan muy reales.

 

¿Este aumento de la productividad, podría llegar a reducir el tiempo medio de la jornada laboral de los trabajadores?

Espero que no. Si pensamos en una jornada de trabajo más corta, estaríamos en un caso de productividad aumentada pero con una demanda estable, lo cual indica una economía débil y enferma. El objetivo no es reducir la jornada laboral sino poder hacerla más productiva. Tomando el ejemplo de las compañías de seguros, probablemente ocurra que, en la misma cantidad de horas laborales, los empleados podrán satisfacer más demandas, y resolver más siniestros gracias a la ayuda de la automatización y de la inteligencia artificial.

¿Cuál es tu perspectiva acerca del negocio del seguro? ¿Cómo va a cambiar de hoy a diez años?

La industria del seguro se encuentra actualmente aplicando nuevas tecnologías de Inteligencia Artificial. Un ejemplo modelo es el de la empresa Discovery Health, en Sudáfrica. La compañía genera pólizas de salud individualizadas, en función de las conductas de las personas la empresa recoge información acerca de la cantidad de ejercicio que realiza el asegurado, el perfil de sus compras en el supermercado, y otras determinaciones, para adecuar una póliza en función de la cantidad de actividades saludables que cada asegurado lleva a cabo. Este es un claro ejemplo de la aplicación de la automatización a favor del cliente, mejor y personalizada. Se trata de un modelo comercial innovador, que beneficia tanto al cliente, porque le baja el costo del seguro, como a la compañía, que reduce el riesgo de información asimétrica. Además, un excelente ejemplo dentro del mundo de los seguros en el que la Inteligencia Artificial está cambiando los modelos comerciales y la experiencia del usuario.

¿Cuáles son las industrias más“tecnológicas”?

La realidad es que no hay una industria en particular que sea más innovadora que otras. En esta instancia, la incorporación de tecnología depende totalmente de la empresa. Para el caso del seguro, hay sin duda algunas compañías que actúan como  líderes específicos del sector, y están tomando decisiones acertadas para transformarse digitalmente, mientras que otras simplemente aprenden o se rehúsan al cambio.

 

¿Cuál fue el desarrollo tecnológico más grande en los últimos diez años?

La Inteligencia Artificial es, sin dudas, el invento con mayor impacto y potencialidad de nuestros días. Específicamente, aquella aplicada a la vida cotidiana. Y con este fenómeno como núcleo, todo el desarrollo de tecnologías a su alrededor: Big data, Blockchain, realidad virtual. La IA tiene un poder de cambio en la forma de actuar de los individuos, las compañías, y de todos nosotros como sociedad. Determinará la forma en la cual nos comunicamos entre nosotros, nuestra manera de comprar, de hacer transacciones bancarias. Los cambios que se observan hoy en todos los sectores industrias están basados en la Inteligencia Artificial.

 

NO COARTAR LA IMAGINACIÓN

¿Qué deben hacer las empresas de seguros para mantenerse actualizadas en este futuro cambiante?

Hay tres requisitos fundamentales que los CEOS y las empresas deben tener en cuenta. El primero es no coartar la imaginación. Es muy importante que los líderes sean creativos, para aprovechar al máximo las herramientas que brinda la tecnología. En el caso específico de las empresas de seguros, hay muchas que existen hace más de cien años. Para comenzar a tomar un camino distinto, se necesita mucha imaginación, flexibilidad y capacidad de salir del sendero que vienen transitando.

La segunda recomendación es elegir un área puntual sobre la cual empezar a aplicar la tecnología. Un error que veo mucho, es con empresas que buscan una herramienta que cambie integralmente la actividad diaria. Las compañías de seguros deberían hacer foco en la forma de captar nuevos asegurados o de tramitar siniestros. La idea es buscar experiencias específicas que puedan tener impactos económicos reales en el corto plazo. No construir un diosbot, un robot que sea el dios de todo.

La tercera es no esperar. El mayor error que los líderes pueden cometer es quedarse sentados esperando el cambio. Deben ser proactivos para ganar terreno y aprovechar lo que las nuevas tecnologías con capaces de brindarnos.

 

“NO HACER NADA”

 

¿Qué impide hoy el súper desarrollo de las tecnologías en las empresas?

Hay varios factores que actúan como trabas al desarrollo tecnológico de las compañías. La primera es lo que hablábamos antes: corporaciones que piensan en grande, y no se enfocan en una tarea específica. En general, termina resultando en un no hacer nada. Otro factor que enlentece el proceso, es el componente cultural de las propias empresas. Las compañías se están adaptando de a poco y se tienen que enfocar mucho en la experiencia del consumidor. Los cambios tecnológicos hacia adentro de la empresa, pueden ser súper positivos para la compañía, pero no dejan de ser nuevos; y siempre hay una resistencia y miedo al cambio. Casi todos los títulos en los diarios y los medios se encargan de hablar de las terribles consecuencias que podría traer aparejada una revolución tecnológica. Pero, en definitiva, somos las personas las que llevamos a cabo estos cambios, los negocios son llevados adelante por seres humanos, y debemos adaptarnos a ellos.

 

¿Cuáles van a ser los empleos del futuro?

Muchos de los puestos serán los mismos de hoy: doctores, enfermeros, periodistas, profesoras, fotógrafos, pero el trabajo que hacen va a cambiar. Cada profesional va a tener que hacer foco en el lado creativo y empático de su trabajo. Los humanos poseemos una ventaja comparativa en estos aspectos, que no pueden ser reemplazados por máquinas. De esta forma, por ejemplo, las enfermeras van a tener elementos para hacer su mejor trabajo, mejores diagnósticos, potenciados por buenas herramientas. Hay que hacer foco en este sentido, y ponernos las máquinas a nuestro favor.

 

En Argentina, el 63% de las ventas de los seguros son hechas por intermediarios. ¿Cuál es el futuro de los productores de seguros?

El rol de productor de seguro es un ejemplo perfecto de un trabajo que podrá ser potenciado por la tecnología. El productor va a poder tener más información que la que el cliente quiere y necesita, para poder vender mejor y de manera más personalizada. Esa persona va a poder ser más efectiva y productiva. No es el caso de un rubro que tienda a desaparecer. Sin embargo, aquellos que no tomen ventaja de los nuevos sistemas, van a quedar notoriamente por detrás de los que puedan apropiarse de las tecnologías.

 

¿Cómo se está adaptando el sistema escolar a este cambio?

Se están llevando a cabo pequeños avances. Sobre todo, la educación media y superior está direccionando la educación en las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemática. En Estados Unidos en particular, hubo en los últimos años un vuelco hacia carreras más tradicionales como medicina, economía, abogacía. Se está intentando incentivar el estudio en estas áreas, porque la inteligencia artificial requiere científicos, ingenieros, matemáticos, tecnológicos. Acompañado a esto, también se fomenta desde el colegio la inclusión de las mujeres en estas áreas, de las que fueron históricamente excluidas.

Por último, en las escuelas estadounidenses existe un foco en el “hacer”. Los maestros insisten en transmitir la enseñanza de construir cosas: desde algo físico como una escalera de madera, hasta un código de programación.

 

Por último, ¿Cuál debería ser el rol del Estado en esta revolución?

Los gobiernos tienen que trabajar en proteger la seguridad de la gente, pero permitir el libre curso de la información. Tendrían que poner foco en proteger la privacidad, al tiempo que impulsar lo que tenga que ver con creación de comercio, flujo de capitales, protección de propiedad intelectual para que, cuidando a los individuos y la privacidad, impulse la revolución digital. Los hacedores de políticas públicas tienen una oportunidad de ayudar a acelerar el mundo digital.

 

Natalí Risso

Copyright Estrategas

 

(RECUADRO)

 

Lo digital divertido y lo digital que importa

 

Paul Roehrig dice que hay un mundo digital entretenido en el que se ha avanzado bastante: Facebook, Google, Netflix, Amazon.  Pero en el mundo digital que realmente importa (las transacciones bancarias y de seguros; la educación, la salud, la gestión de gobierno) apenas estamos en una etapa incipiente.

 

21 trabajos del futuro

El trabajo es un elemento central para la humanidad. Con tan solo saber cuál es el trabajo de una persona, cada quien puede hacerse una idea de dónde puede llegar a vivir, si fue a la universidad, qué tareas realiza, si su día a día pasa más por realizar un esfuerzo físico o ejercitar la mente. El trabajo genera una identidad, determina una forma de vida. Es por este motivo que, al hablar de tecnología, la pregunta recurrente es ¿las máquinas van adesplazarnos de nuestros trabajos? ¿Cuáles van a desaparecer? ¿Cuáles se van a inventar?

En el informe “21 trabajos del futuro”, Cognizant analizó las condiciones macroeconómicas, políticas, demográficas, sociales, y culturales combinadas con las tendencias tecnológicas que existen hoy en día, para perfilar posibles nuevos trabajos quevengan a “salvar” a aquellos empleados de oficinas, dueños de negocios o trabajadores de fábricas, desplazados por la tecnología. Estrategas seleccionó algunos de ellos, para poder acercarnos a la sociedad del futuro:

Gerente de equipo Humano-Máquina. El futuro del trabajo depende del grado de colaboración entre los seres humanos y las máquinas. Existirán responsables de ayudar a combinar los puntos fuertes entre ambas partes, y lograr un trabajo superproductivo.

Curador de memoria personal. Cuando los clientes empiecen a olvidarse de recuerdos, el curador de memoria será el responsable de reconstruir entornos virtuales a partir de experiencias vividas, para disminuir el estrés que produce la pérdida de memoria.

Consejero de Compromiso de Fitness. La obesidad es y será una de las grandes epidemiasdel mundo moderno. Los aparatos electrónicos que rastreen la actividad, necesitarán seracompañados por un consejero, para motivarlos a lograr el bienestar.

Walker/Talker. Gracias a la biotecnología que permitirá alargar la esperanza de vida, harán falta más personas que cuiden a los ciudadanos de tercera edad.

Desarrollo de Negocios de Inteligencia Artificial y cartera genómica. Tanto las empresas que desarrollen tecnologías de IA, como aquellas especializadas en el análisis de ADN y edición genética, necesitarán gente especializada para vender estas soluciones.

Tienda Virtual Sherpa. El comercio minorista será únicamente on line, y van a hacer falta “SHERPAs” (Systematic Human Error Reduction and Prediction Approach), para acompañar al cliente a través de enormes almacenes virtuales.

Publicado el 9/8/2018
    
PAUL ROEHRIG, EXPERTO MUNDIAL EN INTELIGENCIA ARTIFICIAL
GRATIS EN SU E-MAIL
Suscríbase a la newsletter digital de Revista Estrategas
Reciba en forma gratuita las noticias, informes y alertas de Revista Estrategas en su e-mail. Al hacer click en el siguiente botón, se abrirá una nueva ventana.
ESTRATEGAS: Av. Santa Fé 3996 Piso 13 Of. 113 [C1425BHO] Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina. Tel. 4831-2627
Firenox Internet