Bancos al alcance de la mano - Estrategas  
ESTRATEGAS        
 
TECNOESTRATEGAS
Bancos al alcance de la mano
La banca 100 por ciento digital, que ofrece servicios desde una app, sin sucursales ni oficinas comerciales, ya es una realidad en la Argentina. Foto: Alejandro Gorodetzky, director de Servicios Financieros de Indra.
A mediados de 2018 comenzó a operar en la Argentina Wilobank, el primer banco 100 por ciento digital. La compañía, propiedad del empresario Eduardo Eurnekian, no tiene sucursales ni oficinas comerciales. Es apenas una aplicación que los clientes pueden descargar en sus celulares y desde la cual podrán darse de alta a las cuentas y realizar todas las transacciones.

Wilobank es el primer banco completamente digital en nuestro país, pero hay más. Juan Bruchou, exdirigente del Citi, ya fue autorizado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) para lanzar un banco digital, que llevaría el nombre de Brubank. En tanto, se prepara TSA Banking, del Grupo Transatlántica –Multifinanzas– para poner en marcha su propia alternativa 100 por ciento digital. Las inversiones realizadas por cada una de estas compañías para iniciar sus operaciones rondan los US$ 15 millones.

Los bancos digitales, que han tenido éxito probado en el resto del mundo, apuntan a un público joven y acostumbrado a la inmediatez de la era digital. Los bancos tradicionales hoy no parecen ofrecer lo que el usuario millenial necesita y, por eso, intentan hacerse un lugar con nuevas alternativas digitales como Galicia Move (Banco Galicia) u Open Bank, el banco digital del español Santander que se espera para mediados del año próximo.

Esta explosión se debe a las resoluciones del BCRA que en 2017 crearon las condiciones necesarias para la apertura de este tipo de emprendimientos en el país. El marco normativo permitió crear verdaderos fintechs, capaces de operar en el mercado financiero pero sin tener la estructura tradicional de un banco. Además, los nuevos procesos de identificación digital permiten activar cuentas bancarias sin necesidad de contar con una firma física.

 

ICEBERG. Cuando uno piensa en un banco digital, lo primero que imagina es una aplicación móvil, pero en realidad hay mucho más atrás de esa aplicación. “Yo lo veo como un iceberg”, indica Alejandro Gorodetzky, director de Servicios Financieros de Indra, una de las compañías que provee plataformas tecnológicas para la banca digital. Es que la punta del iceberg es la aplicación móvil pero detrás de eso hay toda una estructura que le permite operar. Gorodetzky explica que el banco digital está regulado de la misma forma que cualquier entidad del sistema financiero: tiene que poder interactuar con el resto del sistema, debe enviar informes semanales al BCRA y tiene que cumplir las reglas de protección de datos personales y lavado de dinero, entre otros. “Hacia abajo hay todo un mundo que tiene que estar operativo”, afirma. Este mundo implica desde los fierros -es decir, la infraestructura de hardware- hasta las distintas capas de software.

El centro de datos del proveedor de telecomunicaciones Iplan fue seleccionado por cuatro de los bancos digitales para alojar allí toda su infraestructura tecnológica. “Para cualquier emprendimiento que arranca de cero, es imposible comprar equipamiento propio. Hoy todo está pensado desde la nube. Esa evolución llegó también al rubro fintech”, añade Eduardo Miyares, director de la Unidad de Negocios de Grandes Empresas de Iplan.

Esto ocurre porque la resolución 6354 del BCRA eliminó la obligación de que el core bancario se encuentre en centros de datos propios (lo que en la jerga tecnológica se conoce como in-house), habilitando la creación de bancos digitales que puedan realizar todo el procesamiento de las transacciones en la nube.

Por otro lado, la ley de datos personales argentina determina que el procesamiento de los datos debe realizarse dentro del territorio argentino. Esta combinación regulatoria creó el marco perfecto para que sea un proveedor local como Iplan el elegido por los bancos digitales.

El modelo, igualmente, está lejos de ser el de una nube pública dónde los recursos de procesamiento se comparten. Los cuatro bancos que ya han firmado contrato con Iplan prefieren la modalidad de nube privada que es la instalación de hardware propio, exclusivo y dedicado enteramente a un cliente, pero que, en vez de estar dentro de una oficina, se ubica dentro de un datacenter. “Es el paso intermedio entre el pasado y el futuro”, afirma Miyares.

Un modelo similar es el que las fintech elijen para el software que instalan en esos centros de datos. “La regulación establece que la plataforma tiene que estar en la Argentina y en un centro de datos de categoría Tier III, como mínimo, con otro centro de datos de resguardo”, resalta Gorodetzky. En el caso de los bancos, la estructura consiste en un centro de datos primario donde alojar el procesamiento y almacenamiento de la información y un centro de datos secundario con la información replicada para garantizar la redundancia.

La implementación de la plataforma y el equipamiento de hardware en la Argentina, además, permite reducir los tiempos de latencia -el tiempo que demora una información en trasladarse de un lugar a otro dentro de una red de telecomunicaciones-, habilitando servicios mucho más rápidos. “Los bancos digitales requieren un sistema estable, robusto, disponible 24x7, flexible y en tiempo real”, agrega Bruno Rovagnati , CEO de R/GA. Asimismo, exigen seguridad para las comunicaciones que realizan tanto entre el usuario y la infraestructura core como entre las entidades financieras que se encuentran en el sistema. Por ejemplo, una de las principales demandas que los bancos realizan a sus proveedores de conectividad es que garanticen la seguridad. Entre los servicios adicionales que los bancos pueden contratar aparece el de mitigación de ataques de denegación de servicio (DDoS) que permite controlar que atacantes intenten bloquear el acceso a las aplicaciones móviles o las páginas web de los bancos.

Desde la plataforma de software, el modelo elegido por Indra -que tiene como cliente a uno de los bancos digitales argentinos- es el de capas con el objetivo de dar escalabilidad y flexibilidad a los clientes. En la base de la plataforma está el core bancario al que se le pueden añadir por encima diferentes capas de productos como omnicanalidad, Big Data y analíticas, personalización de la oferta, entre otros.

 

PARTNER TECNOLÓGICO. Si bien el equipamiento de hardware es propiedad de la compañía, es Iplan la que le brinda los servicios de profesionales de IT para que los bancos digitales no tengan que ocuparse de conformar un equipo de expertos en sistemas y tecnología. En Indra, en tanto, trabajan desde el diseño del plan de negocio del banco hasta el acompañamiento legal para conseguir las licencias financieras, el diseño de la plataforma y la operación. “Somos un partner tecnológico en todo el ciclo de vida del cliente”, remarca Gorodetzky. Particularmente en la industria financiera, uno de los puntos clave es la posibilidad de tener un acompañamiento evolutivo, que permita adaptar la plataforma a los cambios y exigencias regulatorias. “Para ello tenemos un equipo local y otro en España. Además, contamos con personas que están monitoreando todo el tiempo las regulaciones que salen para la industria financiera”, apunta el ejecutivo de Indra. Esto permite a los bancos digitales estar enfocados en un 100 por ciento en el usuario y el negocio en vez de preocuparse por la operación de sus sistemas tecnológicos.

De acuerdo con Gorodetzky, el posicionamiento de los bancos digitales en el mercado es el de ser un “cuidador de la salud financiera del cliente”. En este sentido, deben trabajar en capas de personalización y Big Data, para lograr una visión completa de quién es el cliente. “Digitalización de la banca no es un homebanking más lindo. Es construir una banca para la era digital”, apunta Rovagnati desde R/GA, compañía que acompañó al banco brasileño Bradesco en el desarrollo de su banco digital Next.

Next se fundó con el objetivo de atacar el mercado millenial. Pero para ello, decidió hacerlo desde una perspectiva muy distinta a la de los bancos tradicionales. Dejó de focalizarse en las tasas para llevar las necesidades del usuario al centro de la escena. “Next sabe sobre qué gastas y te ayuda a cumplir tus objetivos”, destaca Rovagnati.

El banco utiliza la inteligencia artificial para entender el comportamiento de los usuarios y así poder brindarle asesoramiento y recomendaciones para ahorrar dinero o cumplir con sus objetivos financieros. Además, aporta funcionalidades únicas pensadas para el público millenial, como la posibilidad de dividir la cuenta o calcular la propina para las reuniones en grupo. “El banco digital debe tener un diseño amigable pero sin perder las capacidades de privacidad y seguridad. Al fin y al cabo, es una industria que se basa en la confianza”, señala Rovagnati.

El ejecutivo de RG/A considera que uno de los puntos más interesantes a desarrollar por la banca es el análisis de riesgo crediticio para mejorar las tasas y lograr que más cantidad de personas accedan al crédito. Esto se basa en la capacidad de poder entender a los clientes y poder ofertar tasas personalizadas a su riesgo, posibilidad particularmente desafiante en la Argentina donde no existen datos confiables de riesgos crediticios.

 

Leticia Pautasio

 

 

MegAPPpro: Grupo Megapro lanza su aplicación para asegurados

 

MGP Online, la empresa encargada de desarrollos y plataformas tecnológicas para el mercado asegurador, presenta la aplicación de Grupo Megapro. Se llama MegAPPro y está dirigida a todos los asegurados de los productores asesores del Grupo. Se trata de un desarrollo intuitivo y fácil de operar para cualquier persona que tenga un smartphone. Dentro de sus funciones permite la revisión de pólizas vigentes, la solicitud de cotizaciones, la descarga de certificados de cobertura, el pedido de remolque y asistencia mecánica, el control de la facturación y el envío de pre-denuncias en caso de siniestro. En versiones posteriores, se agregarán nuevas funciones que aporten a la evolución de la herramienta.

La aplicación está disponible para IOS y Android. Este desarrollo fue concebido por Meemba, el equipo de Marketing de Grupo Megapro y Prodigal, software que utilizan los socios de Megapro para gestionar sus carteras.

 

Instituto Asegurador Mercantil presenta su Cotizador Express para dispositivos móviles

 

El Instituto Asegurador Mercantil desarrolló el Cotizador Express para teléfonos celulares. La herramienta permite cotizar y solicitar pólizas de Accidentes Personales, para Comercio, Hogar y Garantía de Alquiler.

La compañía ya cuenta con esta herramienta en su sitio web, que permite realizar consultas y contrataciones. “Estamos siempre en la búsqueda de nuevos canales que nos acerquen al público y nos permitan brindarles una experiencia satisfactoria como aseguradora. Para eso, la tecnología es nuestra gran aliada. El celular es el medio que nos mantiene permanentemente conectados, permitiéndonos realizar todo tipo de operaciones desde cualquier lugar, y queremos aprovechar las ventajas que ofrece”, afirma María Luz Gómez, gerente comercial de la compañía.

 

Publicado el 19/9/2018
    
ALEJANDRO GORODETZKY
GRATIS EN SU E-MAIL
Suscríbase a la newsletter digital de Revista Estrategas
Reciba en forma gratuita las noticias, informes y alertas de Revista Estrategas en su e-mail. Al hacer click en el siguiente botón, se abrirá una nueva ventana.
ESTRATEGAS: Av. Santa Fé 3996 Piso 13 Of. 113 [C1425BHO] Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina. Tel. 4831-2627
Firenox Internet