ESTRATEGAS        
 
UIF
Nuevos conceptos en la regulación de Lavado de Activos dirigida a los Sujetos Obligados del sector seguros
La normativa encamina los controles hacia un enfoque basado en riesgo. Establece un sistema diferenciado para la intermediación en seguros y dedica varios párrafos a los modos de contratación no presencial y otros adelantos devenidos a raíz de las nuevas tecnologías.
A través de la Resolución 28/2018 la Unidad de Información Financiera (UIF) modifico el marco regulatorio respecto de los Sujetos Obligados del sector asegurador para que cumplan con las obligaciones relativas a los riesgos de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo (LA/FT)  en concordancia con las recomendaciones emitidas por el GAFI

 

Se trata de una norma extensa que cambia el sistema anterior para adoptar un “Enfoque Basado en Riesgos”, lo que según nota de la Superintendencia de Seguros de la Nación, permite seguir avanzando hacia un mercado asegurador más sólido, trasparente y eficiente. .

Por eso atribuye distintos procedimientos de Debida Diligencia- simplificada, media, reforzada- según el perfil del cliente y por ende del nivel de riesgo (bajo, medio, alto).

 

Define el concepto de “Tolerancia al Riesgo de LA/FT” que los órganos de administración de los  Sujetos Obligados estarán dispuestos a asumir,aunque siempre considerando las reglas de cumplimiento obligado. 

 

Recepta los cambios que llegaron de la mano de las nuevas tecnologías en varios artículos, en especial,al incluir  en el  Capítulo dedicado a la Debida Diligencia el procedimiento para la Aceptación e identificación de clientes no presenciales.

 

A diferencia del régimen anterior no utiliza cifras para describir las operaciones riesgosas, sino salarios mínimos vitales y móviles. Esto se ve especialmente en el artículo 39, referido al Régimen Informativo cuando explica en forma taxativa que tipo de operaciones deberán reportar sistemáticamente los Sujetos Obligados.

 

Dedica el Titulo III a los Sujetos Obligados con Régimen Diferenciado. En este punto distingue a los Intermediarios de Seguros con patrimonio neto elevado y con una facturación anual superior a más de $ 100 millones, de aquellos que no superan estas condiciones. Las obligaciones son sensiblemente distintas.

 

CUATRO PILARES.

En un artículo que puede leerse en la página web de la SSN, el Organismo afirma que la nueva regulación de la UIF se encuentra enmarcada dentro de cuatro pilares de trabajo:

1.    Sistema de Prevención de LA/FT que debe debe ser elaborado por el Oficial de Cumplimiento y aprobado por el órgano de administración o autoridad máxima del Sujeto Obligado, de acuerdo con los principios de Gobierno Corporativo aplicables a la industria aseguradora, y ajustados a las características específicas del propio Sujeto Obligado, entre otras previsiones. Dentro de ese pilar se desarrolla el procedimiento de Gestión de Riesgos y Autoevaluación. Para ello la Resolución en su artículo 5to enumera una serie de Factores de Riesgos que deben ser tenidos en cuenta para confeccionar precisamente esos procedimientos de Gestión y Autoevaluación.

Asimismo detalla procedimientos de Mitigación del Riesgo (artículo 6to), Elementos de Cumplimiento y obviamente dedica un artículo para el Manual de Prevención, herramienta clave de las políticas para prevenir el LA/FT.

Las responsabilidades del Oficial del Oficial de Cumplimiento, requisitos para su designación y la posibilidad para los Grupos aseguradores de designar un  Oficial de Cumplimiento Corporativo, en la medida que este pueda acceder a toda la información necesaria en tiempo y forma.

Por otro lado, también de acuerdo a las características de la aseguradora, es conveniente organizar un Comité  de Prevención de La/FT. Sin embargo, los Sujetos Obligados cuyo objeto exclusivo sea la comercialización de seguros de daños patrimoniales quedan exceptuados de conformar este Comité, debiendo el Oficial de cumplimiento asumir todas las responsabilidades.

Además, en este acápite, dedica un importante artículo a la Externalización de tareasadministrativas del Sistema de Prevención. Esta facultad de ninguna manera significa delegación alguna de la responsabilidad del Sujeto Obligado ni de su órgano de administración o máxima autoridad. De hecho, la esta declaración debe constar por escrito

2.    El segundo pilar de trabajo es la Debida diligencia y Política de Identificación y conocimiento del cliente. La Resolución da parámetros para la Segmentación de Clientes en base a Riesgo. Como adelantamos, “La aplicación, el alcance y la intensidad de dicha Debida Diligencia se escalonarán, como mínimo, de acuerdo a los niveles de Riesgo Alto, Medio y Bajo. De tal modo, la asignación de un Riesgo Alto obligará al Sujeto Obligado a aplicar medidas de Debida Diligencia Reforzada detalladas en el artículo 30, mientras que el nivel de Riesgo Medio resultará en la aplicación de las medidas de Debida Diligencia del Cliente detalladas en el artículo 29, y la existencia de un Riesgo Bajo habilitará la posibilidad de aplicar las medidas de Debida Diligencia Simplificada detalladas en el artículo 31” tal como lo afirma la Resolución en el capítulo referido al tema.

También dentro de ese tema enumera una lista de  seguros que recibirán un Tratamiento Especial, siempre que no exista sospecha de Lavado de Activos o Financiación del Terrorismo, respecto de aquellos Clientes que exclusivamente contraten las coberturas que se detallan en el listado. Se trata de aquellos seguros de contratación obligatoria, como los seguros colectivos de vida, los seguros de saldo deudor, etc.  Respecto de ellos se considerará suficiente la información y/o documentación exigida por las normas legales y reglamentarias específicas que los instrumentan y la verificación contra listas conforme lo dispuesto en la Resolución UIF Nº 29/2013

Asimismo, en este capítulo define las medidas para la identificación del cliente en las contrataciones de seguros por medios no presenciales, en cuyo caso, la documentación podrá ser remitida a través de medios electrónicos. Será responsabilidad del Sujeto Obligado verificar la autenticidad de la información proporcionada

3.     El tercer pilar es el Monitoreo transaccional y el Reporte de Operaciones Sospechosas.Dos temas fundamentales en la materia para los cuales se establecerán alertas y controles tomando en consideración tanto la propia experiencia de la aseguradora como las pautas de orientación que difunda la UIF y los organismos internacionales relacionados con el LA/FT. La propia Resolución enumera en su artículo una serie de pautas para la identificación de las Operaciones Inusuales. Incluso, establece la obligación de llevar un Registro Interno de este tipo operaciones.

 

En cuanto al Reporte de Operaciones Sospechosas, este debe ser fundado. Si te trata de un Reporte de operación sospechosa de lavado de activos, debe ser emitido dentro de los 15 días corridos contados a partir de la fecha en que el Sujeto Obligado finalice la misma y no podrá superar los 150 días corridos contados desde la realización de la operación sospechosa o tentativa. Para el Reporte de una operación sospechosa de financiamiento del terrorismo, el plazo se acorta abruptamente a 48 horas, desde su realización o tentativa.

 

4.     Finalmente, el cuarto pilar de la normativa lo constituye el Régimen Informativo. Esto es  los Reportes Sistemáticos con la información que obligatoriamente deben remitir los Sujetos Obligados a la UIF. El artículo 39 da un listado taxativo de las operaciones que deben informarse a la Unidad de Información Financiera, destacando que se informaran hasta el día 15 de cada mes las operaciones del mes anterior. 

 

Por supuesto tiene un artículo dedicado a Sanciones (44), y un Plan de Implementación cuya primera fecha es el 30 de septiembre de 2018, época para la cual los Sujetos Obligados deberán haber desarrollado y documentado la metodología de identificación y evaluación de riesgos en materia de Sistemas de Prevención. Para el 31 de Diciembre de 2018 deberán contar con un informe técnico que refleje la implementación de la metodología de identificación y evaluación de riesgos. A fines de marzo de 2019 deberán haber ajustado sus políticas de Autoevaluación de Riesgos, las que ya deberán integrar el Manual de Prevención de LA/FT.

En cuanto al cumplimiento de los Regímenes Informativos establecidos en el artículo 39, comenzaran a realizarse el 1ro de marzo de 2019, de acuerdo con los términos y condiciones indicados en el precepto aludido.

 

Se trata de una norma muy importante que recomendamos leer detenidamente e incluso tomar cursos de Capacitación. No solo para quienes según la propia Resolución están obligados a capacitarse, sino a todos los que de una u otra forma integran el mercado asegurador.

Publicado el 10/4/2018
 
GRATIS EN SU E-MAIL
Suscríbase a la newsletter digital de Revista Estrategas
Reciba en forma gratuita las noticias, informes y alertas de Revista Estrategas en su e-mail. Al hacer click en el siguiente botón, se abrirá una nueva ventana.
ESTRATEGAS: Av. Santa Fé 3996 Piso 13 Of. 113 [C1425BHO] Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina. Tel. 4831-2627
Firenox Internet