ESTRATEGAS        
 
CRIPTOMONEDAS
“Para apostar al bitcoin hay que tener coraje”
Según la visión de Juan Hussey, abogado especializado en criptomonedas, la enorme volatilidad del bitcoin lo convierte en un activo extremadamente riesgoso. En la Argentina, el desarrollo del mercado aún es incipiente, hay 40 mil cuentas.
Existe un debate enorme respecto de la naturaleza jurídica de las criptomonedas, de las cuales el bitcoin es la más conocida entre cientos que cotizan actualmente. Incluso hasta ahora nadie ha podido contestar con absoluta certeza qué es un bitcoin. Algunos sostienen que se trata de una propiedad intelectual y otros que tiene todas las características de una moneda. A entender de Juan Hussey, abogado especializado en criptomonedas, el bitcoin es un consenso, donde una determinada cantidad de personas entiende, con respecto a otras, que eso vale. “Creo que lo revolucionario no es tanto la criptomoneda en sí misma sino en lo que ésta se sostiene: el blockchain; un software casi perfecto donde los denominados ‘mineros’ crean las monedas y a través del cual dialogan constantemente millones de computadoras conectadas al mismo tiempo que se controlan todas entre sí. De esta forma, el sistema es absolutamente puro y actúa sobre la oferta y la demanda”, explica el especialista en diálogo con Estrategas.

 

ALTO RIESGO. El bitcoin fue creado por el japonés Satoshi Nakamoto como una moneda alternativa para el intercambio de bienes y servicios y la cancelación de obligaciones. En ese sentido, su esencia no tuvo un origen especulativo sino que fue concebida como una moneda de transacción. “Lo que pasó fue que con el tiempo el mercado empezó a verla como un potencial medio de pago alternativo y varias empresas y particulares decidieron volcar hacia allí su moneda corriente, lo cual hizo que empezara a tener valores inusitados, aunque con una enorme y extraordinaria volatilidad. De hecho, cualquiera que haya invertido 100 dólares en 2010 en este momento podría tener hasta 3,7 millones de dólares”, precisa Hussey.

En efecto, en los últimos dos años el bitcoin aumentó más de un 4.000%, lo cual, a entender del experto, obviamente exacerba la codicia de muchos. Pero también abre otro tema: la mitad de los servicios financieros apoya incondicionalmente a las criptomonedas en tanto que la otra mitad las rechaza rotundamente. “Hay un enorme debate. La realidad es que hoy es un activo sumamente volátil. En los últimos 10 días de diciembre de 2017, por caso,  llegó a tocar un máximo de 20.200 dólares pero en un momento bajó a 10.000 dólares. Por eso hay que tener sumo cuidado”, advierte el abogado.

Debido a la alta volatilidad de las criptomonedas, Hussey sugiere invertir aquello que no nos cambie la vida llegado el caso que nos toque perder. “Hasta un 10 por ciento de los ingresos sería razonable. De todas formas, confieso que quien invierte en bitcoin es sin dudas alguien con coraje. Hay que tener mucha precaución. Y para compensar la gran volatilidad hay que acompañarla con una enorme prudencia. A partir de ahí, y con la mente muy fría, es posible y probable hacer diferencias muy interesantes. Pero no debe ser la codicia lo que nos movilice. Los bitcoin pueden bajar o subir hasta un 30 por ciento en una hora. Por eso lo que les recomiendo a mis clientes es que cuando obtengan una rentabilidad de más del 20 por ciento salgan y esperen para volver a entrar; de esa manera pueden ir compensando. No obstante, pocos me llevan el apunte y cuando van ganando se quedan. Siempre es muy importante manejarse en ese nivel de capital del cual uno no depende. Así, si eventualmente el sistema explotara, lo cual es muy probable aunque personalmente no creo que ocurra, las personas perderían lo que invirtieron pero no les cambiaria la vida”, explica el especialista, que reparte su actividad entre la Argentina y Bahamas, donde reside y conduce junto a tres socios una consultora especializada en criptomonedas e ICO (Inicial Coin Offering), dentro de las cuales existe un esquema que cada vez más compañías y startups en el mundo eligen para financiarse en lugar de ir a un venture capital a pedir el capital correspondiente.

 

¿De qué depende que la cotización del bitcoin crezca o se derrumbe?, pregunta Estrategas a Juan Hussey.

Sólo de la ley que estableció Adam Smith hace 300 años: oferta y demanda.       

¿Cuáles son los factores que pueden impulsar su precio?

En primer lugar, las restricciones y/o habilitaciones que las criptomonedas tengan en los diferentes países. En el caso de la Argentina, a partir de la reciente reforma tributaria se asimilaron los bitcoin con las Lebacs, en lo que a mi entender constituye una contradicción jurídica. Sucede que quien hoy tiene 1.000 pesos en bitcoin y mañana los vende en 2.000 debe pagar un 15% de impuesto por los 1.000 pesos que obtuvo de ganancia, a la vez que hace pocos meses el BCRA dijo no reconocer al bitcoin como moneda. ¿Cómo es posible legislar sobre algo que no existe? No digo que no deba tributar tal como lo hacen todas las actividades, pero debería tener su lógica. Esto suscita una enorme cantidad de interrogantes. Y fomenta, a mi criterio, la clandestinidad. Así se aprecia en el incipiente mercado argentino, donde todos tratan de ir hacia metodologías donde el dinero no pase por las billeteras que se informan.

Por otro lado aparece el tema de la legalidad de las criptomonedas. Hace nueve meses China señaló que las ICO eran ilegales y el bitcoin bajó un 50%, mientras que Rusia afirmó que las haría legales y el bitcoin subió en cerca de un 30%. Es decir, cuanto más se adoptan las criptomonedas más potencialidad tienen y hay mayor oferta, en tanto que al ser menos aceptadas crece el miedo y la oferta baja.

¿Se puede derrumbar?

Sí, no tengo dudas de que puede pasar. El fenómeno es similar a lo que pasó en su momento con las puntocom, cuando se generó una gran burbuja y la suscripción explotó. Me recuerda a esa época. Para mí habrá un reacomodamiento, pero sin dudas las criptomonedas vinieron para quedarse.

¿Hay empresas grandes y reconocidas que apuestan a estas monedas?

Sí, por supuesto. Incluso grandes entidades financieras mundiales de inversión de productos derivados o no derivados que se pasan criticando al sistema sistemáticamente hacen su pertinente inversión a través de empresas interpósitas.   

¿Cuáles son sus proyecciones para el mercado argentino?

Creo que la gente se va a volcar a comprar bitcoin; es sólo una cuestión de tiempo. Hace seis meses había extraoficialmente 4.000 cuentas, mientras que hoy hay 40 mil, y no dudo de que dentro de un año podría haber 400.000, lo cual no es mucho, ya que el mercado de transacciones tradicionales a nivel nacional alcanza aproximadamente a 12 ó 13 millones de cuentas. Mi visión es que en la Argentina está teniendo un crecimiento aritmético y pronto tendrá un crecimiento geométrico, al igual que en el resto del mundo. Habrá que ver cómo reaccionarán los mercados y los bancos centrales cuando las criptomonedas pasen de representar un 3% a ser un 4, un 5 ó un 7%. En ese caso, si el sistema se derrumbara podría darse un colapso económico mundial.

 

Diego Fiorentino

 

La dirección de correo de Juan Hussey es jh@husseylawyer.com.

Publicado el 27/3/2018
 
GRATIS EN SU E-MAIL
Suscríbase a la newsletter digital de Revista Estrategas
Reciba en forma gratuita las noticias, informes y alertas de Revista Estrategas en su e-mail. Al hacer click en el siguiente botón, se abrirá una nueva ventana.
ESTRATEGAS: Av. Santa Fé 3996 Piso 13 Of. 113 [C1425BHO] Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina. Tel. 4831-2627
Firenox Internet