ESTRATEGAS        
 
ÁREA CONTABILIDAD Y FINANZAS
Los efectos del cambio normativo en reservas
El año pasado la SSN dispuso cambios en los montos mínimos de reservas para el ramo Automotores. Los balances anuales de las aseguradoras a junio 2017 permiten evaluar efectos de tal resolución.
En mayo pasado, la SSN introdujo una modificación de la normativa de reservas de siniestros pendientes de los juicios (ver acá http://www.revistaestrategas.com.ar/noticia-2059.html) que, especialmente en el caso de automotores, produjo mucho ruido y despertó varios interrogantes.

Según la resolución, el proyecto de esta Superintendencia de Seguros, para el período 2018/2019, es tender a un sistema de adecuaciones contables que permitan iniciar el camino para alcanzar estándares internacionales de solvencia. La idea era clara y la dirección justificada: detener el retraso de las reservas debido a una tabla de tramos para la valuación de pasivos judiciales que no se ajustaba desde hacía 10 años aproximadamente.

En esta nota trataremos de obtener algunas conclusiones a partir de la información contable. ¿Cómo impactó la norma en la hoja de balance de las aseguradoras? ¿Están ahora mejor reservadas las compañías? ¿Comenzó en proceso gradual de endurecimiento de las reservas?

En primer lugar, el total del mercado que participa en automotores sufrió como impacto un aumento de la RSP de 26% trimestral, que se vio amortiguado por una caída de 9% en las reservas de IBNR durante el mismo trimestre.












La dirección de este proceso de sustitución fue de algún modo descontado por el sector, ya que la medida del regulador permitía razonablemente reconstruir retrospectivamente la historia del desarrollo siniestral llevando hacia atrás los cambios dispuestos en reservas, lo cual tendería a reducir las reservas de IBNR.

El gráfico 1 muestra el comportamiento de largo plazo del ratio IBNR/RSP y la evolución anual del Pendiente total - suma de ambos conceptos-. En relación al ratio, 2 son los hechos destacados: en primer lugar, la suba constante del indicador hasta 2017, fiel reflejo de unas reservas de casos que se retrasaban y, por lo tanto, generaban año tras año un alargamiento del desarrollo de los siniestros. En segundo lugar, el derrumbe del ratio IBNR/RSP al cierre del ejercicio 2017 a niveles del 2012, que muestra el hecho destacado en el párrafo anterior, es decir, la sustitución de reserva de IBNR por reserva de casos.

 

Analizando la evolución a contra mano de RSP e IBNR, sólo del último trimestre, la elasticidad de sustitución a nivel mercado fue de -0,34- aproximadamentepor cada punto de shock de reservas de casos, la reserva de IBNR ser redujo en 0,33 puntos. Considerando la diferencia de nivel de ambas reservas, la caída de IBNR ha amortiguado un 15% el impacto original de la RSP sobre la deuda total con asegurados-.

Con esta situación, el ejercicio cierra con un adelantamiento importante de las Reservas totales (RSP + IBNR), que crecen 39% anual frente a un 29% de evolución que registran los ingresos por primas emitidas[1]. Podemos decir entonces, quea nivel consolidado se ha cumplido el propósito de robustecer la valuación de los pasivos frente a los asegurados[2].

 

Sin embargo, el análisis a nivel individual de la cías. evidencia una llamativa heterogeneidad, tanto en impacto de aumento de RSP – cuestión que naturalmente se debería a la diferencia en exposición judicial entre ellas-, como en los grados de compensación o amortiguación del shock por parte de la cuenta IBNR.

Mientras que una mayoría deaseguradoras tuvo la compensación débil que se ve en promedio, varias sufrieron un doble shock y unas pocas compensaron ampliamente el impacto en RSP hasta el límite de anular la recomposición de pasivos buscada por SSN.

Los gráficos 2 y 3 muestran esta situación haciendo foco en las 30 más grandes. El gráfico 1, exhibe la dispersión en la evolución trimestral del pendiente total, mientras que el gráfico 2, hace lo propio con la evolución anual del pendiente total por expuesto. En ambos casos se aprecia un amplio rango de situaciones que difícilmente puedan atribuirse sólo a variantes en los fundamentos del negocio  - por ejemplo, a  aceleraciones divergentes en las políticas de pagos o a cambios en el mix de coberturas cortas vs largas, etc-. El cuadro 2 refuerza la idea de respuesta divergente, exponiendo esta situación desde el punto de vista de la dirección y grado de compensación que la reserva de IBNR hizo de la recomposición en la reserva de casos.Nuevamente, detrás de la compensación débil y parcial observada a nivel mercado, vemos toda gama de situaciones.



Mejorar la valuación de la deuda con asegurados tiene un doble propósito. Hacia afuera, productores y clientes, permite transparentar la solvencia patrimonial comparada de las aseguradoras. Mientras que hacia adentro de las cías, favorece un pricingde las coberturas basado en costos razonablemente computados.

 El cambio normativo, si bien tuvo la dirección correcta, sucedió solapado con el reemplazo de autoridades en SSN, cuestión que deterioró la calidad en la implementación de la medida. Si el propósito del ente es tender gradualmente a aplicar estándares de solvencia internacional, será necesario que comience gradualmente la gimnasia en el intercambio técnico con el mercado - intercambio que sucedió durante años en Europa entre el regulador y las aseguradoras- y que se esfuerce en evitar distorsiones contables que van en contra del doble propósito antes señalado.


En relación a la resolución que analizamos, esto hubiese implicado, por ejemplo, explicar los fundamentos cuantitativos de los nuevos tramos de reservas, establecer y comunicar los ajustes a futuro para que no se atrasen los pasivos nuevamente yrefinar los procedimientos de ajuste del cálculo de IBNR evitando vacíos normativos y las respuestas divergentes que parecen haber tenido lugar.

 

En síntesis, las modificaciones dispuestas para las reservas de automotores produjeron a nivel mercado un sensible aumento de los pasivos y un simultáneo cambio de composición del mismo, ambos aspectos, valorados como saludables en general. Sin embargo, el impacto a nivel individual fue demasiado heterogéneo, hecho que quizá se deba más a las lagunas conceptuales de la medida que a la diversidad intrínseca de los fundamentals de las aseguradoras.

Propender a estándares internacionales de solvencia demandará de superintendencia no sólo disponer aumentos apurados de reservas, sino trabajar con el sector para que éste pueda reaccionar con menos urgencia, logrando el objetivo planteado minimizando posibles distorsiones en los balances que pueden haber empañado la bondad de la medida.

 

Escribe César Franzetti

cesar_franzetti@consultant.com


Publicado el 6/2/2018
 
GRATIS EN SU E-MAIL
Suscríbase a la newsletter digital de Revista Estrategas
Reciba en forma gratuita las noticias, informes y alertas de Revista Estrategas en su e-mail. Al hacer click en el siguiente botón, se abrirá una nueva ventana.
ESTRATEGAS: Av. Santa Fé 3996 Piso 13 Of. 113 [C1425BHO] Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina. Tel. 4831-2627
Firenox Internet