ESTRATEGAS        
 
ALEJANDRO ASENJO, GERENTE GENERAL DEL GRUPO ASEGURADOR LA SEGUNDA
“El mercado no logra disipar la amenaza que produce el riesgo político”
Al ejecutivo le preocupa el impacto que podría tener el sinfín de reformas -que aún no se cristalizan- sobre el clima de negocios de la Argentina. “Si se promulga la ley que exige el pago del Impuesto a las Ganancias a las cooperativas el escenario va a cambiar mucho”.
Versión completa de la entrevista a Alejandro Asenjo, Gerente General del Grupo Asegurador La Segunda, para la nota Perspectivas 2018 que se publica resumida en la edición 168 de la revista Estrategas, que próximamente estará disponible.

¿Cuáles son las principales amenazas, factores de riesgo y desafíos que visualiza para la industria aseguradora en 2018?


El mercado percibe todavía que no logra disiparse del todo la amenaza que produce el riesgo político. Existen un sinfín de reformas que no terminan de cristalizarse (estado, justicia, impositiva, laboral, etc.), y de cómo se resuelvan estas reformas dependerá el clima de negocios de la Argentina en general y de la industria aseguradora en particular.Sería necesarios contar con una mayor previsibilidad en las reglas o, si se quiere, tener un marco más preciso que permita a su vez una mayor libertad de movimientos.

Tener esta clase de definiciones es tan importante para la industria como para las personas e instituciones que son sujetos de seguro; porque no hay que olvidar que en la esencia de la actividad están el sostenimiento del desarrollo social y la evolución de las economías.

En el mismo sentido, si se promulga la ley que exige el pago del Impuesto a las Ganancias a las cooperativas, el escenario va a cambiar mucho. Acá hay un tema importantísimo, ya que las cooperativas y las mutuales por naturaleza y legislación no deberíamos ser sujetos del Impuesto a las Ganancias por el simple y sencillo hecho de que tenemos excedentes y no ganancias. Estos términos pueden sonar parecidos, pero a la luz del vínculo asociativo a través del cual una cooperativa está ligada con sus asociados, no significan lo mismo en absoluto. Sería una injusticia que cooperativas y mutuales estuvieran gravadas. ¿Por qué? Porque las cooperativas y mutuales no son empresas que ejercen la responsabilidad social empresaria, sino que, desde siempre, son la responsabilidad social convertida en empresa.

Por otra parte, la aparición de Insurtechs y de competidoras del exterior pondrá a prueba nuestra capacidad de adaptación, de articularnos sinérgicamente para actuar ante los desafíos y mantenernos entre las líderes del mercado.

A junio de 2017 la producción de seguros arrojó un crecimiento del 28% ($272.532 millones). ¿Qué estimación hace para 2018 en materia de producción?¿Qué negocios serán los motores del crecimiento el año que viene y cuáles pueden verse afectados?

La Segunda fue la aseguradora con mayor crecimiento interanual al cierre del último ejercicio. Para nosotros, mantener nuestros niveles de crecimiento no es solamente un orgullo sino también una responsabilidad.Si bien 2018 no va a ser un año para nada fácil, nuestro objetivo es seguir creciendo por encima del promedio del mercado; estar en un orden mínimo de 10 puntos por encima.

Los negocios que traccionarán más son los que tradicionalmente lo hacen: Automotores, Riesgos del Trabajo, coberturas Integrales para clientes corporativos y, en nuestro caso, fuertemente riesgos Agrícolas. Al mismo tiempo, hay que ver cómo seguimos evolucionando en los negocios generados por la incorporación de las nuevas tecnologías en todos los ámbitos, que es un rubro que cada día toma mayor vuelo.

¿Cuál es la estrategia comercial para 2018?¿Tienen previsto el lanzamiento de nuevos productos el año que viene?

En primer lugar, nuestra estrategia comercial se va a apoyar en dos pilares: mantener la competitividad por el lado de los productos y agilizar y simplificar los procesos por el lado de los servicios.

Hablar hoy de nichos no sé si es el todo enriquecedor. No es que el concepto y su utilidad comercial hayan perdido vigencia, pero creo que la energía hay que ponerla no ya para pensar en campos delimitados, sino todo lo contrario; para entender que los límites se rompieron, que hay que cambiar el chip que nos hace pensar en ámbitos cerrados -tal lo que es un nicho-por otro que nos haga enfocar en que cada vez más, en lugar de nichos, hay situaciones. Situaciones que son abiertas, diversas y vividas por personas y empresas distintas, a las que hay que adaptarse para darles soluciones.

Los nuevos canales tienen que ver con la gestión digital, que cada vez está más instalada, tanto para la venta como para el servicio, pero, muy fuertemente, para la conversación con los clientes. Por supuesto que todo tiene que ser hecho tejiendo una alianza virtuosa que abarque al cliente tradicional, a los nuevos perfiles de clientes, a la irreemplazable atención del productor asesor de seguros y a las nuevas tecnologías con sus valores agregados y beneficios.

En cuanto a productos nuevos, ya en el inicio de 2018 nos encontraremos con dos coberturas Premium para Vivienda y Transportes, que son un paso inicial en las adaptaciones que la reconfiguración del mercado empieza a exigir.

A junio de 2017 cayó el resultado financiero: $51.268 millones, lo que representa una utilidad del 22,3% sobre primas devengadas, ocho puntos menos de los obtenidos un año (30,9%). Y mejoró del resultado técnico: 21.467 millones negativos, lo que representa un quebranto del 9,3% contra el 14,7% a junio 2016. ¿Cuál será el escenario el año que viene?

No estaría nada mal que los resultados técnicos del mercado sigan mejorando, aunque creo que no están dadas todas las condiciones que permitan afirmar que esta tendencia se va a profundizar. Hay una serie de cuestiones macro que aún no encuentran una definición concreta: inflación, tasas, cuestiones impositivas, posibilidades de inversión, etc., y esa indefinición no brinda las certidumbres que son necesarias para pensar en un escenario sólido en el que el resultado técnico va a seguir mejorando y el financiero decayendo.

¿Cuál es su visión respecto de la política aseguradora que viene aplicando la SSN?

Sostengo que, si bien hubo una apertura de la SSN a escuchar más a las empresas, todavía queda un trecho por recorrer en el camino del diálogo y se necesita construir más acuerdos entre el regulador y los regulados. Vemos cosas positivas como la bancarización delos pagos o la inclinación a dar validez oficial a documentos digitalizados, pero tal vez sean cuestiones menores frente a temas como el de Impuesto a las Ganancias a cooperativas, por citar alguno.Más allá de que exceden el ámbito exclusivo de la SSN, la realidad es que son situaciones que tienen impacto real en las aseguradoras.

En cuanto al nuevo escenario del reaseguro, no puedo dejar de ser optimista. Los extremos nunca llevan a resultados favorables y, en cambio, la diversidad genera una competencia que puede ser beneficiosa para todos. Mi mirada va en igual sentido respecto de la suba en la exigencia de capitales mínimos; creo que tiende a brindar mayores garantías de que las aseguradoras puedan responder adecuadamente a los compromisos con sus asegurados.

Automotores creció 30% en producción y mostró una mejora del quebranto técnico (14%, vs. 16% junio de 2016) acompañada por una leve reducción de la siniestralidad (66,8% vs. 68,1% junio 2016).¿Qué perspectivas avizora para el ramo en 2018?

La Segunda creció en Automotores un 44% en producción, superando los 590.000 vehículos expuestos a riesgo, y mostró un resultado técnico negativo superior al observado en el ejercicio cerrado a junio de 2016. Esto se debe al leve incremento en la siniestralidad y el haber registrado y absorbido dentro de dicho ejercicio el 100% del ajuste resultante por la Resolución de la SSN que fijaba nuevas grillas para la constitución de los pasivos judiciales, a pesar de no presentar cambios significativos en el stock de juicios y mediaciones pendientes.

En cuanto a las perspectivas para el ramo en 2018, confiamos en que la actividad económica continúe mostrando señales de recuperación e indicadores positivos que arrancaron durante el último trimestre de 2017, y que ya se están viendo reflejados en el crecimiento de la venta de vehículos 0km, y el mayor movimiento que está teniendo el parque de los vehículos usados.Tal escenario resultará claramente positivo para el sector y nos permitirá continuar creciendo en la emisión de nuevas pólizas de Automotores, como así también en coberturas más amplias para nuestros clientes.

Por el lado del producto y la tarifa, es un ramo que está expuesto a muchos interrogantes relacionados con los avances tecnológicos, y sería prematuro afirmar, con cierto grado de certeza, el destino y rumbo que tomará. Pero sí podemos afirmar que será un segmento que estará sujeto a cambios importantes, donde habrá quienes se sigan sosteniendo en base a tarifas, mientras otros apelarán a diferenciarse por las distintas prestaciones asociadas a sus pólizas.Claramente tendremos, en este ramo, años muy interesantes y desafiantes por delante.

Por otra parte, la administración de la siniestralidad no estará ajena a estos avances tecnológicos, en un mediano plazo, donde las innovaciones aportarán mejoras sustanciales a los procesos y costos asociados a los siniestros. Mientras tanto, en el corto plazo, si bien observamos que los niveles de inflación continúan en descenso, notamos un estancamiento en su caída producto de una inflación estructural que aún no se logra corregir y que nos expondrá a crecimientos en los costos de mano de obra y repuestos de las reparaciones de los vehículos siniestrados, con su consiguiente correlato en el resultado técnico del ramo.

Riesgos del Trabajo: A junio 2017, la producción creció un 31% y la siniestralidad fue del 96% (vs. 101% 2016). Por otro lado, está en pleno proceso de implementación la Ley 27.348.¿Qué opina de esta reforma y cuál espera que sea su impacto en el negocio? ¿Cuál será el escenario del ramo en 2018?

La reforma instrumentada a partir de la Ley 27.348 es una herramienta que instala unprocedimiento administrativo previo a una instancia judicial. El objetivo fundamental está orientado a disminuir el impacto de la judicialidad en el sistema, situación que resulta difícil de comprender al analizar la evolución de la cobertura de trabajadores.

Si analizamos la siniestralidad, vemos que cada año disminuye, tanto en frecuencia como en gravedad, como así también los accidentes mortales, mientras que los juicios se incrementan en forma exponencial. La unificación de criterios, un baremo único y la instancia administrativa previa, debería colaborar a disminuir conflictos que se judicialicen.

En la CABA, donde se encuentra en vigencia la Ley Complementaria, se ha notado una importante caída en la cantidad de juicios, mientras crecen en la Provincia de Buenos Aires, jurisdicción que aún no se ha adherido a la normativa.

Entiendo que la principal dificultad es lograr la adhesión de todas las provincias a la normativa vigente. A la fecha, además de CABA, se encuentran adheridas Mendoza y Córdoba(N. de la R.: actualización al 7 de diciembre: provincias adheridas: Mendoza, Córdoba, Río Negro, Entre Ríos, San Juan y la Ciudad Autónoma Buenos Aires). Esta situación impactará en el corto plazo en el costo laboral de las empresas en lo que respecta a la cobertura de Riesgos del Trabajo, perjudicando la competitividad de las empresas según su lugar de radicación.

Para el año 2018 esperamos que el ramo continúe creciendo, impactado por una esperada reactivación de la economía y fundamentalmente por el crecimiento del empleo, impulsado en parte por modificaciones en las leyes laborales y sobre todo por un posible blanqueo de trabajadores que se encuentran actualmente en la informalidad. La inminente sanción de la Ley de Prevención permitirá volver a instalar el objetivo fundamental del sistema que es la prevención de accidentes y enfermedades profesionales.

Vida y Retiro: ¿Será 2018 el año de los incentivos fiscales? Además de eso, ¿qué espera para el mercado asegurador del proyecto de ley de mercado de capitales?¿Cómo estima que marchará la producción de las coberturas con ahorro en 2018 y por qué?

Existe mucha incertidumbre acerca de cómo será aprobado el texto final de la ley. De todas formas, como expresión de deseo esperamos que la nueva ley ayude a generar productos financieros de calidad que podamos incorporar a nuestras carteras con un riesgo acotado y a incentivar a las empresas a recurrir al mercado de capitales a financiarse e incluso para abrir su capital al público en general.

¿Qué perspectivas tiene de la economía argentina para 2018?¿Qué espera que pase con la inflación y la actividad económica?

De acuerdo con las estimaciones presupuestadas en nuestro ejercicio económico, esperamos un crecimiento de la actividad económica del 3%. Y vemos una inflación decreciente, a un ritmo menor al establecido por el Gobierno Nacional: esperamos un 9% para el primer semestre y un 8% para el segundo, totalizando para el año 2018 un 17% anual. De todos modos, hay que estar atentos a las causas profundas de esa desaceleración de la inflación y cómo estarían impactando en la economía real. Tampoco hay que dejar de tener en cuenta los efectos que van a producir las reformas legislativas en materia impositiva y laboral, y cómo se comporten las tarifas de servicios públicos.

 

Eliana Carelli

Publicado el 7/12/2017
 
ALEJANDRO ASENJO, GERENTE GENERAL DEL GRUPO ASEGURADOR LA SEGUNDA
GRATIS EN SU E-MAIL
Suscríbase a la newsletter digital de Revista Estrategas
Reciba en forma gratuita las noticias, informes y alertas de Revista Estrategas en su e-mail. Al hacer click en el siguiente botón, se abrirá una nueva ventana.
ESTRATEGAS: Av. Santa Fé 3996 Piso 13 Of. 113 [C1425BHO] Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina. Tel. 4831-2627
Firenox Internet