ESTRATEGAS        
 
MERCADO DE SEGUROS
Con la baja de la inflación aumenta la presión competitiva
La desaceleración inflacionaria que transita la macroeconomía producirá una serie de efectos en el funcionamiento del mercado asegurador. Uno de ellos es el aumento en la presión competitiva entre las compañías aseguradoras.
Durante 10 años la inflación superó el 20% anual. Recién en los últimos meses, con el fuerte compromiso del BCRA por ceñirse a un esquema de metas de inflación, la estabilización aparece como un escenario factible. Concretamente, 2018 podría ser el primer año de inflación de un dígito.
El nuevo régimen monetario, con la mencionada reducción de la tasa de variación de precios, viene con tres novedades para la microeconomía del mercado asegurador. En primer lugar, el más obvio quizá, es que se atenuarán los movimientos involuntarios - en términos reales - de sumas aseguradas, franquicias, límites y prioridades. La alta inflación aumenta los errores de previsión contractuales, aún cuando las compañías intenten gestionarlos y moderarlos. En segundo lugar, se revertirá una distorsión que venían arrastrando los balances de las compañías de seguros. La inflación hacía que la estructura técnica derramara resultados en la estructura financiera, aún cuando las tasas de interés reales del anterior régimen macroeconómico fuesen notoriamente bajas. En tercer lugar, la baja de la inflación muy probablemente aumentará la presión competitiva entre las compañías. En esta nota me ocuparé de este último aspecto.
COSTOS DE MENÚ. Existen dos teorías económicas que nos ayudan a entender los efectos de la inflación sobre la microeconomía del mercado asegurador: la teoría de los costos de menú y la teoría de búsqueda. Ambas nos permiten pensar cómo varían las decisiones de las empresas y de los clientes cuando cambia el régimen inflacionario.
La teoría de los costos de menú estudia el modo en que las empresas fijan sus precios y, en particular, cómo la inflación afecta estas decisiones. La idea fundamental es que, por diversas razones, resulta costoso cambiar los precios, pero cuando la inflación es alta no hacerlo es más costoso aún. La teoría de los costos de menú genera tres importantes predicciones para las que se ha encontrado sólida evidencia empírica:
1. La inflación alta aumenta la frecuencia de actualización de precios.
2. La inflación alta aumenta la dispersión de precios relativos de servicios de similar calidad.
3. Cuando la inflación es alta, los principales determinantes de los cambios de precios dejan de ser los shocks idiosincrásicos (por ejemplo, cambios en las frecuencias de robo, o en la severidad de las lesiones, etc.), dejándole el papel protagónico a la inflación general de la economía.
La teoría de búsqueda se enfoca más en los consumidores. La idea es que a ellos les resulta costoso informarse sobre cuál es la mejor oferta disponible dadas las características del servicio buscado - en nuestro caso, por ejemplo, las coberturas y las percepciones de solvencia y calidad de servicio-. Esto lleva a cada consumidor a balancear entre una oferta dada y el beneficio de seguir buscando una mejor alternativa. Además, dilatar la decisión de compra puede ser costoso para el cliente. Esto último es evidente en el caso del seguro donde se suele imponer una fecha límite; por ejemplo, la fecha de fin de vigencia de la póliza en el caso de una renovación. La inflación alta afecta las decisiones de búsqueda de los consumidores porque reduce la calidad de los precios como señales, haciendo la búsqueda más costosa.
Pero, ¿por qué la inflación alta relajaría la presión competitiva entre las empresas? Cuando la inflación es elevada, todas las empresas cambian los precios con mayor frecuencia, pero no lo hacen al mismo tiempo. Esto hace que el asegurado se enfrente a costos de búsqueda mayores. Por ejemplo, las comparaciones de precios que hace cada asegurado deben resetear con cada renovación de la póliza - de poco sirven los viejos precios-. Se ralentiza el aprendizaje informativo del cliente, quien no puede acumular conocimiento sobre la distribución de precios relativos que está enfrentando. Con mayores costos de búsqueda, cada compañía enfrenta a clientes más cautivos y, por lo tanto, los precios que cobran distintas compañías se hacen más dispersos. MAYOR COMPETENCIA. ¿Qué sucede en un escenario de estabilidad de precios? Por el lado de la oferta, las empresas bajan la frecuencia de actualización de precios. Sus menús se hacen más estables y los cambios de precios vuelven a correlacionarse con cambios en costos reales propios del mercado o de la empresa. Por el lado de la demanda, la baja de la inflación favorece el arbitraje de seguros para los clientes, quienes ahora pueden comparar opciones más fácilmente - en un ambiente inflacionario, ni siquiera las plataformas online han reducido significativamente la dispersión de tarifas-. Menús más estables y clientes con menores costos de búsqueda, se traducen en mayor competencia entre las aseguradoras y reducción de la dispersión de precios. También es esperable que, con tasas de inflación más bajas y ciertas, se produzca un alargamiento de los contratos. Esto moderaría la presión competitiva al reducir en promedio la frecuencia de evaluación de compra, ya que la permanencia promedio de los asegurados es sensible a la longitud del contrato.
En el artículo llamado Desde la Hiperinflación hacia la estabilidad: Evidencia Argentina sobre los modelos de costos de menú , podemos encontrar abundante evidencia empírica local e internacional sobre la dinámica de fijación de precios en respuesta a los cambios de las tasas de inflación. Dicho trabajo muestra que para inflaciones que superan un cierto umbral -alrededor de 10% anual-, más inflación aumenta sensiblemente la frecuencia de ajuste de precios. En línea con esta evidencia, sabemos que, en el mercado asegurador local de automotores, las compañías tendieron a adoptar vigencias más cortas para los contratos en períodos de mayor inflación.
DISPERSIÓN. En cuanto al efecto de la inflación sobre la dispersión de precios, el mencionado trabajo también analiza la dispersión promedio de precios relativos contra la correspondiente inflación para bienes homogéneos y demuestra cómo, en contextos de alta inflación, se comienzan a dispersar los precios relativos más allá de las diferencias justificables por calidades diferentes de los bienes o servicios. Para el mercado asegurador argentino, podemos observar un patrón similar utilizando el relevamiento de precios de seguros de autos que Estrategas publica periódicamente (ver tabla). La regla mayor inflación-mayor dispersión de precios también se cumple en este mercado. Por ejemplo, en 2006, con una inflación general de 9%, el rango inter-cuartil dentro de la muestra de precios de Estrategas fue de 12% de la mediana, mientras que, en el 2016, con una inflación de 36%, fue de 23% de la mediana .
Los años de alta inflación han reducido el valor informativo de los precios en el mercado asegurador y han cambiado la conducta de fijación de tarifas de las compañías y el proceso de elección de los clientes. Con la estabilización de precios es esperable que mejore la capacidad de arbitraje de los asegurados y que las compañías con mejor performance sean aquellas que respondan a esta nueva presión competitiva volviendo la mirada a sus costos, innovando en la segmentación de riesgos y evitando de este modo que errores de cálculo se traduzcan en pérdida de cartera a manos de las compañías rivales.
Alvarez, Fernando E, Beraja Martín, González-Rosada Martín y Andrés Neumeyer. Septiembre 2015. "From Hyperinflation to Stable prices: Argentina's evidence on menu cost models."
Fuente para la inflación: www.inflacionverdadera.com

Escribe César Franzetti
cesar_franzetti@consultant.com

 

Publicado el 9/5/2017
 
GRATIS EN SU E-MAIL
Suscríbase a la newsletter digital de Revista Estrategas
Reciba en forma gratuita las noticias, informes y alertas de Revista Estrategas en su e-mail. Al hacer click en el siguiente botón, se abrirá una nueva ventana.
ESTRATEGAS: Av. Santa Fé 3996 Piso 13 Of. 113 [C1425BHO] Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina. Tel. 4831-2627
Firenox Internet